Ruta Safari

Por cada viaje, un árbol plantado en los bosques nativos de Chile

Bosque nativo Nothofagus Chile

En Ruta Safari estamos comprometidos con el medioambiente, por eso queremos que cada uno de nuestros pasajeros, además de vivir una experiencia única, ¡sea un aporte! Es por eso que por cada persona que viaje con nosotros, plantaremos un árbol en los bosques nativos de Chile y así aportar a la reforestación de nuestros bosques.

Durante las últimas décadas y ante el aumento de las demandas alimenticias de la creciente población, cada vez son más las áreas de suelo destinadas a la agricultura, ganadería y áreas urbanas. Pero estas tierras de suelo fértil son generalmente arrebatadas de bosques y selvas vírgenes, cortando sus árboles y dejando el suelo apto para el desarrollo de las actividades humanas, lo que conocemos como deforestación.

Los bosques nativos cumplen una función fundamental en la subsistencia, no solo de la flora y fauna, si no también para la de los humanos. La deforestación excesiva conlleva gravísimos problemas que si no atendemos cuanto antes puede tener consecuencias catastróficas para la vida tal como la conocemos.

 

DESCUBRE MÁS SOBRE TURISMO SUSTENTABLE Y CÓMO SER UN VIAJERO RESPONSABLE CON EL MEDIOAMBIENTE

La importancia de los bosques nativos

En primer lugar podemos decir que los bosques son el hogar de la vida. Estas áreas albergan más del 70% de los animales y plantas del mundo. Reducir estos espacios significa la disminución y posible extinción de muchas especies, desde hongos, insectos, árboles a animales.


Los bosques nativos además contribuyen a la estabilización del climas y ayudan a contener el calentamiento global, mediante la absorción de CO2, uno de los gases que provoca efecto invernadero y aumento de la temperatura terrestre. Los bosques son responsables de la absorción de más del 40% de las emisiones de CO2. A través de la fotosíntesis convierten este gas en oxígeno y aumentan también la humedad ambiental. Además, los bosques evitan que el calor y radiación llegue al suelo, manteniendo la salud de los suelos y ayudando a la supervivencia de su flora y fauna.

Por otro lado, los bosques nativos son un engranaje primordial en el ciclo hídrico. Interceptan el agua de las lluvias y posteriormente, el agua que se evapora de las áreas forestales favorece más precipitaciones. Más del 75% del agua que se consume en el mundo pasa en algún punto de su ciclo por los bosques. La deforestación acarreará irremediablemente la falta de acceso al agua en un futuro próximo.

Deforestación de bosques nativos en Chile

Las barreras naturales de nuestro país han propiciado hace miles de años el crecimiento de especies endémicas de árboles, formándose bosques primitivos que han permitido el desarrollo de complejos sistemas ecológicos; hoy, prioritarios para la conservación y la biodiversidad especialmente en la zona centro-sur del país.


Es precisamente esta zona la que ha sido más golpeada por la deforestación y el aumento de proyectos forestales industriales que se caracterizan por la plantación de Pino (Pinus radiata) y Eucalyptus. De esta manera, complejos bosques antiguos adaptados durante miles de años a ese medioambiente, han dado paso a jóvenes bosques monocultivos (solo de 1 especie) que consumen altos niveles de agua y son talados a corta edad, exponiendo el suelo a la erosión, químicos, pérdida de biomasa, aumentando la temperatura de la zona y otros efectos negativos.

Zona central de Chile, ¿el área más deforestada de Sudamérica?

Diversos estudios determinan que la zona central de Chile es el área más deforestada de toda Sudamérica. Se estima que alrededor del 83% de todos los bosques de la zona central de Chile han desaparecido, para que tengamos una referencia, la deforestación en el Amazonas es aproximadamente del 15% (guardando por supuesto las proporciones ya que el Amazonas tiene un área de 6 millones de km2, versus la zona central de Chile con sólo 63 mil km2).


Esta profunda deforestación, sumado al cambio climático, ha causado un aumento de la temperatura promedio de estos territorios de casi 1,5° Celsius. Este aumento sostenido en la temperatura favorece la erosión, desertificación zona y pérdida de fuentes de agua.

Solo en los últimos años se ha puesto sobre la mesa la problemática de la deforestación de Chile. A partir de esto, fundaciones y organizaciones se han alzado para visibilizar esta situación y sobre todo, volver a cultivar bosques nativos y conservar nuestros árboles.

Bosque nativo Nothofagus Chile

Nuestro compromiso con los bosques nativos

A pesar de esto, la desinformación que existe en relación al problema que aqueja nuestros bosques es muy deficiente, y tal como nos comenta María Eugenia Lafuente, jefa de comunicaciones de Fundación Reforestemos “para generar más conciencia es fundamental la educación, como fundación estamos convencidos de que sin educación y conocimiento sobre la importancia del cuidado de nuestros bosques y áreas silvestres, no habrá cambios. Por otra parte, es sumamente necesario implementar políticas públicas que resguarden nuestros bosques nativos, así como los recursos naturales.”

Pero ¿cómo puede cada individuo ser un aporte en esta problemática?:
“Debemos ser una ciudadanía con conciencia ambiental ”- dice, “donde insertemos prácticas responsables a nuestro día a día, con esto nos referimos también a cosas tan simples como cuidar el uso del agua, apagar la luz al salir de una habitación, reutilizar y reciclar, y un sinfín de hábitos con los que aportar” comenta María Eugenia.

En Ruta Safari estamos comprometidos con nuestros clientes y también con nuestro planeta, creemos que las empresas tienen un rol social y que el turismo tiene mucho que aportar para poder mantener las maravillas naturales de nuestro país. Es por eso que junto a Fundación Reforestemos estamos trabajando para que cada viaje sea también, un aporte. Por cada pasajero que viaje con Ruta Safari un árbol será plantado en su nombre en los bosques nativos de Patagonia. De esta forma, intentamos no solamente conectar la naturaleza con las personas mediante una experiencia única y promocionar el turismo sustentable, sino que también ser un aporte para ayudar directamente a las grandes necesidades que existen hoy en Chile.

Texto: Carla Brodsky y Eduardo Martin.

Edición: Ruta Safari.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *